Blog disidente del Movimiento Nacional Patriota / ADVERTENCIA: La reproducción de frases, parágrafos de textos y simbologías sin citar nuestra fuente, ya sea blog, páginas, periódicos, revistas o trabajos de autoría nuestra, será considerada plagio, lo que devendrá en acciones legales contra la persona o grupo de personas. Incurrir en este tipo de infracción puede llevar a una sanción penal o una sanción económica con indemnización a los daños y perjuicios. / Porque defender Argentina no es un delito... Porque ya es hora de un cambio profundo... Porque somos tu Futuro ! MOVIMIENTO NACIONAL PATRIOTA

martes, 21 de septiembre de 2010

Sobre los feriados

Por JAVIER CORNEJO
Abogado, especialista en Derecho Internacional
El Gobierno nacional, en su afán de reinventar la historia, dispuso un aquelarre de feriados en los que se mezclan la murga con la soberanía, la raza con la diversidad, del que resultó una entelequia en la que es imposible de comprender la importancia de unos y la festividad de otros. Por disposición presidencial el Día de la Raza ahora se llamará el Día del Respeto a la Diversidad Cultural. Es preciso referir los conceptos de un presidente argentino: “Pretender imponer una visión deformada de la Conquista de América, preconizando un indigenismo anacrónico, tergiversador y deformante de la historia. (...) No podemos caer en el juego de aquellos que en nombre de los pueblos originarios aborrecen nuestra identidad hispanoamericana y esgrimen argumentos funcionales al imperialismo” .
Espíritu contra utilitarismo
“Al impulso ciego de la fuerza, al impulso ciego del dinero, la Argentina, coheredera de la espiritualidad hispánica, opone la supremacía vivificante de su espíritu” .
La raza: superación de nuestro destino
“Para nosotros, la raza no es un concepto biológico. Para nosotros, es algo puramente espiritual. Constituye una suma de imponderables que hacen que nosotros seamos lo que somos y nos impulsa a ser lo que debemos ser, por nuestro origen y nuestro destino. Ella es la que nos aparta de caer en el remedo de otras comunidades cuyas esencias son extrañas a las nuestras, pero a las que con cristiana caridad aspiramos comprender y respetamos. Para nosotros, la raza constituye nuestro sello personal indefinible e inconfundible. Para nosotros, los latinos, la raza es un estilo. Un estilo de vida que nos enseña a saber vivir practicando el bien y a saber morir con dignidad. España levantó, edificó universidades, difundió la cultura, formó hombres e hizo mucho más: fundió y confundió su sangre con América. La historia, la religión y el idioma simbolizan en el Día de la Raza, instituido por el presidente Yrigoyen, la perpetración en magníficos términos del sentimiento de filiación a España. Si la América olvidara la tradición que enriquece su alma, rompiera sus vínculos con la latinidad, se evadiera del cuadro humanista que le demarca el cristianismo y negara a España, quedaría instantáneamente baldía de coherencia y sus ideas carecerían de validez. Valores y creencias, a los que debemos preservar de cuantos elementos exóticos pretendan mancillarlos.Comprender esta imposición del destino es primordial deber de aquellos a quienes la voluntad pública o el prestigio de sus labores intelectuales habilita para influir en el proceso mental de las muchedumbres. Ante todo, cambiar la concepción materialista de la vida por una exaltación de los valores espirituales. Como miembros de la comunidad internacional, no podemos sustraernos de un problema que, de no resolverlo con acierto, puede derrumbar un patrimonio espiritual acumulado durante siglos. "Hoy, más que nunca, debe resucitar a Don Quijote y abrir el sepulcro del Cid Campeador” . Lo antes expuesto fueron las palabras expresadas por el general Juan Domingo Perón el 12 de octubre de 1947, Día de la Raza.

NUESTRA LUCHA