Blog disidente del Movimiento Nacional Patriota / ADVERTENCIA: La reproducción de frases, parágrafos de textos y simbologías sin citar nuestra fuente, ya sea blog, páginas, periódicos, revistas o trabajos de autoría nuestra, será considerada plagio, lo que devendrá en acciones legales contra la persona o grupo de personas. Incurrir en este tipo de infracción puede llevar a una sanción penal o una sanción económica con indemnización a los daños y perjuicios. / Porque defender Argentina no es un delito... Porque ya es hora de un cambio profundo... Porque somos tu Futuro ! MOVIMIENTO NACIONAL PATRIOTA

sábado, 21 de enero de 2012

MALVINAS: SUS DOS TALONES DE AQUILES

Todo Argentino de Bien, tiene la ineludible obligación, de hacer lo que esté a su alcance, para coadyuvar con la Gesta Malvinense.
Desde cualquier lugar; el puesto de lucha que las circunstancias, el ingenio y por sobre ellos el Patriotismo nos exige a cada uno de nosotros.
Sin embargo, la batalla perdida, nos ofrece una inexorable lectura.
Como nunca antes el enemigo británico, está debilitado.
El derrumbe financiero de la europa continental, tiene al Imperio atrapado, por la sobrevaluación de la libra esterlina y la exiguidad de sus exportaciónes, lo que atenúa en parte, con su sobrada reserva petrolera en el Mar del Norte.
Pero como todos los ciclos de la historia mutan, los tiempos de la "diplomacia de la cañonera", que junto a los yankees, pretenden desplazar en el estrecho de Ormúz, es ahora sólo un ejercicio naval.
Nada podrán hacer contra Irán, porque ello implicaría el inicio de una guerra nuclear y una última explosión de la economía capitalista.
Tampoco están en condiciones de despachar contra nadie, otra "task force", como en 1982, lo hicieron contra nosotros.
Ésa y muchas otras causas, deberían hacernos meditar sobre el presunto éxito de una nueva intentona para recuperar el archipiélago.
Pero a poco de solazarnos con la idea, desde un ángulo meramente empírico, surgen los contratiempos.
El primero de ellos, obedece al simple y sustancial hecho, que carecemos del mínimo equipamiento y efectivos, para retomar las Islas.
Ni siquiera contamos con lo necesario para sofocar una revuelta popular intestina.
Por lo apuntado y mucho más que fatigaría demasiado al desprevenido Lector, la hipótesis bélica, se supone más que peregrina.
El segundo factor, que enfrentaríamos aún, frente a lo ilusorio de una toma por la fuerza de Malvinas, obedece a que su población nativa es angloparlante y se ufanan de ser súbditos de la Corona, incluso aceptándo ser ingleses de segunda categoría.
Esta circunstancia es la que hace naufragar todo petitorio diplomático presente y futuro.
Porque no hay Argentinos para rescatar de las garras del león.
Adolfo Hitler ocupó Austria, luego los sudetes de Checoeslavaquia y finalmente la región de Danzig en Polonia, porque sus habitantes eran antiguos alemanes.
Por eso se ganó el corazón de todos sus Compatriotas.
Su megalomanía y su espasmódica estrategia logística, finalmente lo sepultaron, pero los principios rectores, de la expansión del Pangermanismo, legitmaron sus comienzos.
En cambio para nosotros, el universo declamatorio se torna disonante.
Cuando nuestros ignorantes Militares, con Galtieri a la cabeza, planificaron la invasión, deberían de haber incluído un contingente de al menos cien mil civiles, y haberlos anclado incluso, en campamentos provisorios, centuplicándo así el número de kelpers.
Abasteciéndolos con un puente aéreo, como los gringos hicieron con los más de dos millones de Berlineses occidentales, durante más de un año, al principiar 1949.
Si tales eventos se hubiesen materializado, mucho dudo que White Hall, se hubiera apresurado tanto para la contraofensiva.
Porque habrían enfrentado el dilema de lo azaroso de objetivos aéreos de bombardeo, mimetizados entre civiles y militares y sus secuelas políticas en el marco internacional.
Pero este hato de malandras del gobierno, que no tiene una pizca de sentido patriótico, están prestándose, en perfecta sintonía con Cameron, para ejercicios onanistas & distractivos.
Si algún día, que de seguro yo no veré, se planifica una nueva y gloriosa recuperación territorial sin folclorismos, sino con entereza, coraje y determinación; de esas -hasta las últimas consecuencias-, quien lo pergeñe deberá tener en su Sala de Mapas, además de banderillas y corchetes, un concepto:
MALVINAS Y SUS DOS TALONES DE AQUILES-
Atentamente Carlos Belgrano.-

NUESTRA LUCHA