Blog disidente del Movimiento Nacional Patriota / ADVERTENCIA: La reproducción de frases, parágrafos de textos y simbologías sin citar nuestra fuente, ya sea blog, páginas, periódicos, revistas o trabajos de autoría nuestra, será considerada plagio, lo que devendrá en acciones legales contra la persona o grupo de personas. Incurrir en este tipo de infracción puede llevar a una sanción penal o una sanción económica con indemnización a los daños y perjuicios. / Porque defender Argentina no es un delito... Porque ya es hora de un cambio profundo... Porque somos tu Futuro ! MOVIMIENTO NACIONAL PATRIOTA

sábado, 20 de febrero de 2010

Libertad de expresión

Libertad de Expresión
Derecho de Todos
¿Qué es y para qué es?
¿Por qué se la protege y de qué se la protege?
¿Se la está defendiendo o se la está atacando?

La libertad de expresión es uno de los principales derechos constitucionales. Y como todos los otros derechos, existe y se fundamenta en que beneficia a las personas. Por eso se la defiende y es necesario que la comunidad la apoye y la exija.


Libertad de expresión significa libertad para expresar ideas, convicciones, ideologías, filosofías, pero no es lo mismo que libertad de algunos para lucrar mediante engaño y corrupción de los demás. Cuando se la usa como instrumento para afectar y perjudicar otros valores y otros derechos, en realidad se afecta no sólo a los otros, sino también a ese mismo derecho: porque se la desprestigia y hasta se puede llegar a confundir la libertad de expresión con la destrucción de esos otros valores. Es un valor que se respeta y se refuerza mientras se lo usa genuinamente y sin hipocresía. Además, cuando se integra con otros derechos existentes y sin manipularlo para fines poco claros.

Las actividades comerciales están reglamentadas para que no afecten al bien común ni perjudiquen a usuarios o consumidores. Los medios de comunicación no son una actividad comercial como cualquier otra. Por su alto nivel de penetración en los hogares tiene una cuota mayor de responsabilidad que la mayoría de las empresas. Estas últimas colocan sus productos dependiendo de decisiones de los consumidores con opciones más explícitas. En el campo de los medios de comunicación no está muy definido qué hay detrás de cada contenido.

¿Cuándo se ataca la libertad de expresión?

Cuando se la usa irresponsablemente o para defender fines espurios.

1- La libertad de expresión de las personas, como su libertad de conciencia, es un valor, porque permite a cada uno conocer, interpretar, analizar críticamente los hechos, para poder decidir y actuar adecuadamente frente a la realidad. Justamente quienes buscan limitar esta libertad mediante una información tendenciosa, parcial e incompleta, atentan contra la libertad de expresión y tratan de evitar que la gente investigue o profundice en diversos temas, especialmente si no coinciden con sus propios enfoques.

Entonces, para proteger la libertad de expresión de abusos, de monopolios de poder y medios, es menester ayudar a que las personas de buena fe descubran mecanismos ocultos, los denuncien y que quienes comparten, esas actitudes, puedan organizarse y defender la equidad, la ética, la transparencia y la verdad, de los que atacan esos principios.

Por eso esta libertad no tiene que limitarse a lo formal o a defender los derechos de los empresarios y productores de medios, sino extenderse a todos los ciudadanos. Si hay concentración de medios, jueces que persiguen a los que habían y se amedrenta e intimida a la población, esto es privar de hecho de la libertad de expresión. Gracias a los adelantos tecnológicos, es imposible controlar todos los medios de comunicación, esto en cierta medida garantiza el pluralismo y la democracia. Pero distorsionar la información sigue siendo bastante fácil. Sabemos que las versiones varían según sea el cristal con que se mira, o con la óptica del que hace la representación de los hechos para difundirlos.

2- Se emplean cortinas de humo para distraer a la opinión pública y a la ciudadanía de la manipulación de información y deformación de la verdad, que es la razón de ser de la libertad de expresión. Negocios truculentos como la pornografía, la droga y la explotación de menores, se venden mediante engaños para desorientar a ciudadanos desprevenidos a través de armas poderosas como la ficción televisiva y con argumentos que presentan como si fuesen atractivos y deseables, modelos de vida y hábitos que no lo son.

Al usar esta libertad para proteger fines poco claros la estamos desprestigiando porque:

1- se puede confundir con el derecho a manipular, distorsionar y engañar.
2- porque en ese clima de confusión, la voz o sea la expresión de los ciudadanos queda perdida: se reduce la participación y el protagonismo, su libertad de expresión queda reducida a un rótulo.
3- el concepto mismo de libertad de expresión se distorsiona y se confunde al no ser presentado como una libertad que tiene la persona para contribuir a cumplir su misión en la sociedad, sino que se la presenta como una cuestión del derecho de los manipuladores y de los corruptores por encima del resto de la sociedad y se favorece una situación que paraliza la acción de los ciudadanos de investigar y de esclarecer, que es el principal bien protegido por el valor libertad de expresión.


La solución no está en prohibir ni censurar. Lo importante es fortalecer a los ciudadanos para que ejerzan su capacidad crítica para evaluar los mensajes de los demás y para emitir los propios, y así aumentar el nivel de exigencia y el de la participación, para beneficio de la sociedad.

NUESTRA LUCHA