Blog disidente del Movimiento Nacional Patriota / ADVERTENCIA: La reproducción de frases, parágrafos de textos y simbologías sin citar nuestra fuente, ya sea blog, páginas, periódicos, revistas o trabajos de autoría nuestra, será considerada plagio, lo que devendrá en acciones legales contra la persona o grupo de personas. Incurrir en este tipo de infracción puede llevar a una sanción penal o una sanción económica con indemnización a los daños y perjuicios. / Porque defender Argentina no es un delito... Porque ya es hora de un cambio profundo... Porque somos tu Futuro ! MOVIMIENTO NACIONAL PATRIOTA

lunes, 10 de septiembre de 2012

El Pankratión, padre primigenio de las MMA actuales‏

“Debes ser como el luchador de Pankration, y no el gladiador que si deja a un lado la espada que usa, está muerto; el otro siempre tiene su mano y no ha de hacer más que cerrarla.”
Marco Aurelio, filósofo y Emperador de Roma
La necesidad de guerrear, de medirse y de batirse –tanto con el enemigo como consigo mismo en un plano interior elevado- se halla implícita en el Hombre desde el orígen de la humanidad –En la Península Ibérica se ha querido ver el primer testimonio iconográfico de un combate cuerpo a cuerpo sin armas en una pintura rupestre del IV milenio a.C., en el abrigo de la Cueva de la Vieja en Alpera (Albacete). En un friso, que abarca más de diez metros de largo y 130 figuras, y en el que se aprecian combates entre arqueros o escenas de caza y de danza, se puede individualizar un grupo de dos hombres que parecen estar pegándose puñetazos-. La negativa a toda expresión de violencia generalizada que promueve incesantemente la sociedad actual es, por tanto, antinatural en cualquier animal de la Tierra (bípedo o no) de modo que, al abocar a la Comunidad Popular hacia su esterilidad impulsiva y por ende, obligándola a renunciar a su instinto de conquista y protección, se da que el hombre actual (despojado por méritos propios de la H mayúscula que lo hacía grande), necesitado de activismo, encamina dichos embates naturales hacia cauces destructivos como la delincuencia, las drogas o la violencia indiscriminada y desleal y desmedida desatada de forma gratuita en lugar de enseñar a canalizar ese energía de un modo creativo, artístico o positivo...
La práctica de las Artes Marciales (arte = concepto elevado de la creación humana; marcial = de milicia, guerra) ofrecen una alternativa a ello redireccionando los instintos guerreros del hombre situándolos bajo un estricto código ético y disciplinario en el marco de un Tatami, Ring, Tapiz u Octógono.
Ante las incombustibles ganas de evolucionar de todo Hombre creativo, el Artísta Marcial trata de completar su formación mejorando su técnica y efectividad en todos los aspectos y es ahí donde radica el sentido y motivo del auge de las llamadas Artes Marciales Mixtas (en adelante MMA: Mixed Martial Arts).
Amén de un lastre que sostienen por pasado –como casi todas las cosas importantes de la vida-,cuando la nueva disciplina hubo de abrirse camino en un mundo monopolizado por las técnicas de combate tradicionales, las MMA (originariamente llamadas Vale-Tudo) se han sabido adaptar a la perfección convirtiéndose así en el futuro de todos los Deportes de Contacto pues combinan técnicas de golpeo (striking), técnicas de lucha (wresling) y, técnicas de sumisión (grappling) tanto en pie como en el suelo.
En la antígua Hélade se prácticaba el llamado Pankratión, padre primigenio de las MMA actuales. El antiguo arte marcial griego y deporte gladiatorial del pankration, era una mezcla de técnicas de combate que incluía la lucha helenística, el boxeo, la estrangulación, la patada, el golpe y las técnicas de llaves en las articulaciones. En realidad, lo único que no estaba permitido en el pankration era morder, arrancar y rasguñar –en competición, cualquier otra cosa era considerada legal-. El término pankration proviene del griego pankrates, que significa “todo lo abarcable” o “todos los poderes”.
El pankration era considerado la prueba física definitiva cuando debutó en los 33ros Juegos Olímpicos antiguos. Desde entonces, estas competiciones fueron extremadamente físicas y violentas; no eran inusuales las heridas graves y hasta las muertes. Las contiendas típicas continuaban indefinidamente, hasta que uno de los competidores se designaba derrotado golpeando ligeramente a su oponente en el hombro, o levantando una mano, o hasta que ocurría una invalidez o una fatalidad. Tales competiciones eran el punto culminante de todo festival atlético griego.
Los hoplitas, o soldados de la infantería griega, entrenaban el pankration. Cuando Alejandro el Grande invadió la India en el año 326 aC, llevaron este arte con ellos, y lo practicaban en sus campamentos militares como parte de su entrenamiento.
Una técnica llamada “la tijera”, consistente en enlazar con las piernas el abdomen del oponente para asfixiarlo (similar al Body Lock o tríángulo al cuerpo modernos) unida a una estrangulación por la espalda (mata león) acabó con la vida del campeón olímpico Arriquión de Figalia en l la quincuagésimo cuarta edición de los Juegos Olímpicos en el 564 a.C.
En la civilización grecorromana se conocían tres tipos de combate cuerpo a cuerpo: la lucta, el pugilatus y el pancratium (García Romero, 1992: 310-344). La lucta era similar a la actual lucha olímpica, cuyo objetivo es derribar e inmovilizar al contrario en el suelo por tres veces. El pugilatus es el precedente del actual boxeo, pero más violento en su desarrollo. Y el pancratium era el antecesor primigenio de las actuales y referidas MMA.
Dejando atrás la jugosa história del Pankration (del que existe una versión actual llamada Pankrase mucho más edulcorada), Encontramos el más reciente y famoso antecesor de las MMA modernas: el Vale-Tudo.
La familia Gracie, creadora e impulsora de una modificación del jiu Jitsu tradicional llamada originariamente Gracie jiu-jitsu (brazillian jiu-jitsu actualmente) dispuso, para darse a conocer y popularizar su disciplina, una serie de torneos organizados batiéndose en duelos sin reglamentación con los maestros de las escuelas de Artes Marciales tradicionales de Brazil. A esa forma brasilera organizada de desafíos para demostrar la superioridad del jiu-jitsu brasileño frente a las diversas disciplinas se la llamo Vale-Tudo (vale todo). Este tipo de enfrentamientos surgieron para poder enfrentar a luchadores de diferentes disciplinas en un combate lo más realista posible. De esta forma en esos combates se permitía golpear con las manos (abiertas o cerradas), piernas, codos, rodillas y cabeza, lanzar al oponente al suelo de cualquier forma, y aplicarle cualquier palanca a las extremidades o una estrangulación.
El luchador debía poder manejarse en un número casi ilimitado de circunstancias en una actividad de enorme demanda física. Esto hace que los luchadores de Vale-Tudo (ahora MMA) sean considerados como los más completos dentro del panorama de las Artes Marciales y Deportes de Contacto.
El Vale-Tudo definitivamente evolucionó con la creación del UFC en Estados Unidos y el Pride en Japón (las dos organizaciones más importantes a nivel mundial, pese a que existen cientos en la faz del planeta), para salir de este ambiente de deporte-desafío para entrar de lleno en el deporte-espectáculo, descartando el anterior nombre y acuñando el término de MMA (Artes Marciales Mixtas). La evolución deportiva del espectáculo que era el Vale-Tudo teniendo hoy día un reglamento serio para proteger la integridad de los contendientes, y categorías de peso, así como límite de tiempo en rounds, hacen de las MMA de hoy el Deporte de Contacto con mayor auge en el mundo y mayor proyección (tanto económica como de futuro) debido a su efectividad, versatilidad y espectacularidad.

NUESTRA LUCHA